Saltar al contenido
Beagle Spain – Tu Web y Tienda de Beagle

Perros Beagle jóvenes – La adolescencia canina

¿Qué es la adolescencia canina?

La adolescencia en los perros, al igual que en los humanos, es solo una etapa más del desarrollo en la vida de tu mascota. Esta suele ser la edad más difícil para los perros debido a su repentina falta de autocontrol.

Los propietarios a menudo no entienden por qué se comportan sus perros. Esto es desconcertante porque físicamente el perro es un adulto, pero su apariencia emocional y su comportamiento siguen siendo los de un cachorro.

En cuanto a la duración de la adolescencia canina, depende del tamaño de tu perro. En general, cuanto más pequeño es el perro, antes alcanza la madurez. Para que lo entiendas mejor, los perros grandes tardan más en desarrollar completamente sus huesos, de ahí el alargamiento de la fase adolescente en su caso.

Por este motivo, las razas de perros pequeños suelen empezar su periodo de pubertad antes, alrededor de los 5 meses, y a los 8 años ya están completamente maduros. En perros grandes, la adolescencia ocurre entre los 6 y 8 meses y dura hasta los 12 a 18 meses de vida. Sin embargo, no hay una línea de tiempo precisa y cada perro tiene su propio ritmo.

Aunque el crecimiento de tu perro parece muy rápido hasta ahora, cuando pase esta etapa, el proceso de envejecimiento se ralentizará. A partir de los dos años, tu perro comenzará a relajarse adoptando un comportamiento más tranquilo. Además, si sabe cómo manejar los contratiempos cuando es adolescente, es muy probable que su perro sea un espécimen saludable de todos modos.

La adolescencia suele ser la etapa más problemática para los perros. El cachorro ya no será esa linda e inocente bola peluda que te sigue y se desvive por hacerte feliz.

Se está produciendo una revolución hormonal en el cuerpo de tu perro, lo que se traduce en cambios fisiológicos y psicológicos. No es necesario que se manifieste con la misma intensidad en todos los casos, sin embargo existen cambios de comportamiento significativos (normalmente problemáticos) incluso en el caso de perros muy tranquilos.

Durante estos meses tu perro irá desarrollando su personalidad y carácter, por lo que el constante desafío y cuestionamiento de todo lo que le rodea es completamente normal. Es importante prestar atención y reforzar conductas positivas, para transmitir confianza y seguridad a tu perro, de esta forma tendrá un desarrollo sano y adecuado.

En el caso de que su comportamiento se descontrole y no sepas cómo reaccionar, lo mejor es que contactes con un veterinario, quien podrá darte los consejos profesionales adecuados a tu caso. Casi todos los problemas tienen una base emocional. No dejes de prestarles atención, ya que su manifestación en esta etapa es fundamental para determinar el comportamiento de tu perro durante el resto de su vida.

Por lo tanto, el cambio hormonal, el desequilibrio emocional y la falta de autocontrol son los principales factores que influyen en la transformación drástica del comportamiento habitual de tu perro. Recuerda estos datos para saber qué le pasa a tu perro en todo momento. Intenta entender y comprender a tu perro, y lo más importante, no crear falsas expectativas.

Los perros son animales que viven pocos años en comparación con los humanos, por lo que la duración de sus etapas de vida es proporcional. La adolescencia en los perros no suele durar más de un año. Sea paciente y responda bien a las necesidades de su perro. Eventualmente todo pasará y con el tiempo tu perro recuperará su comportamiento normal.

¿Cómo es el comportamiento de los beagle jóvenes?

Los perros jóvenes sufren frecuentes problemas de comportamiento que conducen a comportamientos no deseados. Incluso los perros más pequeños tienden a mostrar cierto potencial en su carácter incipiente y, a veces, son descarados.

Algunos de los problemas de comportamiento más comunes que tienen los perros durante su adolescencia son:

Destructividad

Los perros adolescentes ya han alcanzado el pináculo de su madurez física, sin embargo, todavía no saben exactamente cómo controlar sus extremidades. Sus movimientos son torpes, pero la fuerza es mucho mayor que cuando eran cachorros y no saben cómo controlarla por completo.

Ya sea por accidente o por iniciativa propia y usando su instinto explorador como excusa, los perros usan sus habilidades mejoradas para destruir todo a su paso.

Detenga el exceso, pero no impida que su perro explore. Que descubra sus límites. Para ello puedes utilizar diferentes juguetes con los que tu perro podrá medir su fuerza, y así ambos saldréis ganando.

Las principales herramientas de investigación de su perro son su boca y sus garras. A los perros, especialmente en la adolescencia, les encanta morder y arañar el suelo, las puertas, el sofá o cualquier otro objeto que les llame la atención. Es muy común que el síndrome de pica aparezca en estas situaciones, especialmente en perros que necesitan estar solos en casa cuando sus dueños van a trabajar.

Una posible explicación de la obsesión de los perros jóvenes por morder todo podría ser el reciente cambio de dientes, lo que provoca picazón en las encías. Para aliviar su dolor, su instinto les impulsa a morder y masticar todo lo que esté a su alcance.

Hiperactividad

El exceso de energía en perros jóvenes es la característica esencial de esta fase. Correr sin control de un lado a otro está a la orden del día. También son muy comunes los pequeños accidentes por falta de coordinación entre las piernas o cálculo incorrecto de la distancia.

Es normal que tu perro siga teniendo mucha energía, incluso cuando sale varias veces al día. Comportamientos como correr sin pensar por la casa o saltar en lugares estúpidos no deberían sorprenderte.

Es muy probable que cuando llegues a casa después de varias horas de ausencia, tu perro te salte encima, te muerda la ropa o ladre sin cesar. Relájate y solo escucha a tu perro cuando esté más tranquilo. Por norma general, tu perro actúa según los estados de ánimo que le transmitas. Si mantienes una actitud relajada, tu perro se comportará de la misma manera.

Es importante que sepas manejar este tipo de conductas, ya que si no se corrigen a tiempo, pueden derivar en un trastorno, y convertirse en ansiedad por separación crónica, que es realmente difícil de curar (puedes reducir la ansiedad y la soledad). con una cama para perros tranquilos y ansiosos que aportan seguridad y sensación de protección).

Agresividad

Los comportamientos brutales, como disparar, ladrar a las personas o atacar a otros perros, a menudo comienzan a manifestarse durante la adolescencia. También suele aparecer irritabilidad y mal humor.

La capacidad de respuesta será más frecuente y su perro saltará al mínimo. Generalmente, los machos tienden a exhibir más estos cambios de comportamiento, aunque algunas hembras no se quedan atrás.

En la mayoría de los casos, la agresión suele aparecer con la intención inconsciente de mostrar quién es más fuerte y, por tanto, quién merece dominar el lugar. La necesidad de proteger los recursos es a menudo la base de este comportamiento territorial. Sin embargo, los miedos, por falta de socialización o abuso, también conducen a comportamientos agresivos.

La aparición de los cambios hormonales y del desarrollo sexual hace que tu perro busque relacionarse con otros miembros de su misma especie. Los enfrentamientos con amigos del mismo sexo o la conquista de perros del sexo opuesto se convertirán en rutina en cada salida. Para permitir que su perro se desarrolle adecuadamente, debe permitir este tipo de relación, así como alentar a su perro a socializar a diario.

Este nuevo estado le da a tu perro un apetito sexual y quiere montar lo que se le presente, desde otros perros hasta patas humanas, peluches y almohadas. Esta fase forma parte de su desarrollo y es normal que quieran experimentar y tratar de satisfacer sus necesidades.

Si no se cumplen sus deseos sexuales, es probable que su perro desarrolle una afección llamada satiriasis. Puede ser un problema bastante molesto y descarado, que consiste en la manifestación constante de un apetito sexual incontenible y exagerado.

Falta de obediencia

El desarrollo de la personalidad y el carácter lleva al perro a cuestionar todo lo que tenía claro hasta ese momento. Su comportamiento se vuelve más terco y desafiante.

En esta fase, los jóvenes dejan de prestar atención cada vez que se les dice algo, obedeciendo sólo cuando lo consideran oportuno. «Olvida» los comandos que antes ejecutaste sin pensar.

La concentración ya no es parte de sus habilidades. Jugar con él será una odisea, porque hay cosas más importantes que tu perro debe cuidar, como perseguir el reflejo de tu celular o ladrar a las palomas.

El orgullo que tu perro desarrolla durante esta fase lo lleva a desear más independencia, lo que lo llevará a adoptar comportamientos de evitación, querer alejarse de ti o huir cada vez que se presente la oportunidad. No te exasperes y dales su espacio para aprender más sobre sí mismos y el mundo que los rodea, pero no te detengas a monitorear sus acciones. Una vez superada esta fase, el comportamiento de tu perro se estabilizará.

Falta de autocontrol

La mejora de la condición física y la autoestima proporcionada por las hormonas hacen que los perros tengan mucha confianza en sus acciones. Así no se lo piensan dos veces antes de hacer algo.

Controlar los impulsos ya no es una de sus prioridades. Dan rienda suelta a sus instintos. Incluso sabiendo que no deberían hacer algo, lo hacen, punto.

Ir a retozar en casa o morder fuerte el controlador es común. Es posible que deba pasar más tiempo con su perro o proporcionarle más ejercicio para quemar su exceso de energía.

Otros problemas de comportamiento en beagle cachorros

Olvidar repentinamente dónde liberarse es común. Los perros suelen defecar u orinar en el interior con la intención de marcar su territorio.

Sus nuevos hábitos, que cambian de la noche a la mañana, convierten a los perros adolescentes en seres impredecibles que pondrán a prueba tus nervios y autocontrol en más de una ocasión.

Las alteraciones químicas y físicas que sufren los perros durante su juventud afectan a su forma de ser, al menos hasta que son capaces de sentar las bases de un comportamiento equilibrado y saludable. Para ello, debes ayudarlo y apoyarlo en todo momento, incluso cuando esté fuera de casa.

En cualquier caso, no lo castigues, porque tu perro no lo entenderá y las cosas solo empeorarán. Intenta calmarte y transmitir tu calma. Si no sabes qué hacer, llama cuanto antes a un profesional especializado en etología canina, sus conocimientos sobre el comportamiento animal te ayudarán a solucionar los problemas de comportamiento de tu perro. Si tomas las medidas necesarias a tiempo, puedes prevenir y evitar posibles problemas graves de conducta.

Rendirse nunca es una solución. Es normal que a veces te sientas desesperado por el comportamiento de tu perro, pero siempre hay una solución si estás dispuesto a empatizar y tratar de entender por lo que está pasando tu perro.

 

¿Cómo mantener un buen comportamiento de un perro beagle cuando se queda solo en casa?

Sabiendo que los perros jóvenes son un terremoto energético mezclado con rebeldía en su máxima expresión, no puedes esperar encontrar tu casa impecable si la has dejado sola durante varias horas.

Si bien parece una misión imposible criar un perro joven, y aún más difícil mantener la calma cuando tu perro se queda solo en casa, en realidad existen múltiples formas y soluciones para evitar que tu perro se vuelva «loco».

Paseos de calidad

Salir con tu perro varias veces al día es imprescindible para cualquier cuidador de mascotas que se precie. Los paseos, en el caso de perros jóvenes, deben ser frecuentes y de buena calidad. Por eso, no basta con sacarlo a la calle para que simplemente haga sus cosas, sino que es necesario que le dediques tiempo y también le des espacio para explorar el mundo con total libertad.

Su cachorro adolescente no debe pasar más de 6 horas en el interior sin salir. En algunos lugares como Barcelona, ​​dejar a un perro solo en casa durante 12 horas seguidas es punible y te puede costar una multa de entre 600 y 6.000 euros. Para evitar tal sorpresa, si sabes que estarás más tiempo fuera, puedes contratar a alguien o pedirle a un conocido que te ayude con tu perro.

El tiempo de paseo es beneficioso de muchas maneras, tanto para tu perro como para ti. En primer lugar, si los paseos son largos y tu perro puede evacuar todas las heces que necesita, tu hogar estará a salvo de defecaciones y orines.

Deja que tu perro explore. Ya sea que lo lleves con correa o lo dejes ir a parques especiales para perros, tu perro podrá descubrir nuevos olores, afinando así su sentido del olfato.

Conocer a otros perros le permitirá socializar y aprender de sus compañeros perros. La interacción con otros miembros de la misma especie proporciona una buena base para mantener el equilibrio mental en perros sanos.

Es recomendable cambiar las rutas de senderismo de vez en cuando. De esta manera, tu perro conocerá más perros y personas, se acostumbrará a socializar con extraños y no se inhibirá a la hora de interactuar con nuevas personas.

Además, si pueden estar sueltos, los perros se perseguirán entre sí, poniendo a prueba sus capacidades físicas. Gracias a esto, gastarán mucha energía y luego estarán más serenos en casa. Pase gran parte de su tiempo descansando y durmiendo para reponer sus fuerzas. Es menos probable que un perro cansado cause problemas en casa.

Jugar con otros perros ayudará a tu perro a fortalecer sus habilidades de lenguaje canino y le permitirá aprender a controlar su mordida a través de los límites que otros perros le impondrán. Como consejo, te recomendamos buscar compañeros de juego más cercanos a la edad de tu perro. Los perros mayores tienden a ser menos tolerantes con los cachorros y sus castigos serán más severos si tu perro se pasa de la raya. Sin embargo, sus lecciones son vitales para que tu perro aprenda a controlarse y a respetar el espacio de los demás.

Si visitas un lugar donde no hay otros perros, debes jugar con el pequeño peludo. Estos momentos son ideales para fortalecer el vínculo afectivo que existe entre ustedes. Aunque eso no quiere decir que si se encuentra con otros perros, no debas hacerle caso. Tu perro necesita devoción constante y no debes pensar que por ser mayor no necesita mucho cariño ni mimos. Es común que las necesidades de tu hijo cambien, sin embargo, debes seguir invirtiendo tiempo de calidad en mantener una buena relación con tu perro.

Es a través del juego que tu perro aprenderá a confiar en ti y a prestarte atención sin que tengas que insistir demasiado. Pasar tiempo con tu perro también te permitirá conocerlo y experimentar de primera mano los cambios por los que está pasando.

Si prestas atención a sus reacciones, las posturas de su cuerpo y las situaciones que lo hacen reaccionar, podrás estar atento y buscar una solución antes de que surja un problema que comprometa la convivencia del perro en la familia.

Entrenamiento

Para enseñar a un perro a quedarse solo en casa sin comportamientos inapropiados, puedes entrenarlo para que tolere mejor la soledad. Sí, lo leiste bien. Los perros pueden ser entrenados para estar solos, manteniendo el equilibrio emocional hasta que regrese a casa.

Lo mejor es apegarse a la rutina de entrenamiento ya que su perro es un cachorro y, si aún no lo ha hecho, ahora es el momento perfecto para comenzar a hacerlo. Recuerda que el aprendizaje es una carrera de fondo en la que tienes que participar todos los días.

Sin embargo, debes tener en cuenta que los perros adolescentes necesitan estimulación constante, por lo que la mejor manera de mantener su atención centrada en ti es que las sesiones de entrenamiento no duren más de 10 minutos cada una.

Otra técnica para hacer que el tiempo de entrenamiento sea más divertido es usar el tiempo de juego para que tu perro esté relajado y reciba órdenes de manera más eficiente. En nuestra «Guía para entretener a mi perro en casa cuando voy al trabajo» te explicamos paso a paso lo que debes hacer para enseñar a tu perro a estar solo.

Soluciones artificiales

La rebeldía que muestran los perros en la adolescencia vuelve loco a más de un dueño. Por ello, muchas personas deciden tomar decisiones más drásticas que van más allá de intentar hacer pensar al perro.

La castración es el método más conocido. No debe confundirse con la esterilización, que es menos invasiva y no afecta tanto la producción de hormonas.

La castración es la extirpación quirúrgica de los testículos o los ovarios. También elimina la producción de hormonas sexuales.

En los hombres, detener la producción de testosterona tiene efectos directos sobre el deseo sexual y la dominación. La agresión se reduce considerablemente y los comportamientos autogratificantes, como usar almohadas o piernas humanas, ya no son un problema.

En la mujer, también hay muchos beneficios a nivel orgánico, como la prevención de tumores de mama, la eliminación del pseudoembarazo (también llamado embarazo psicológico) o la desaparición completa del celo. Además de una notable mejora de carácter.

La parte negativa de la castración es una mayor predisposición a la obesidad o la posible aparición de hipotiroidismo, además de otros problemas derivados de estas enfermedades. Por otro lado, es mejor dejar que tu perro complete su desarrollo físico y emocional antes de esterilizarlo. Las hormonas juegan un papel vital en este proceso, por lo que si estás pensando en esterilizar a tu perro, lo mejor es esperar hasta que llegue a la edad adulta.

El uso de feromonas artificiales es otro método utilizado por personas que no tienen suficiente tiempo o paciencia para entrenar perros.

En definitiva, las feromonas sintéticas son una copia de las hormonas que producen las hembras durante el periodo de lactancia. Su objetivo principal es calmar a los cachorros al reducir su ansiedad y dejar que se calmen.

El efecto de las feromonas artificiales funciona tanto en cachorros como en perros adultos. En el caso de perros adolescentes, esta sustancia es un tratamiento complementario para situaciones de ansiedad, estrés, miedo, agresión o trastornos relacionados con la separación.

Otra ventaja importante del uso de feromonas es la ausencia total de efectos secundarios. También ayuda a prevenir posibles problemas de comportamiento, en caso de que tu perro no tenga malos hábitos. Además es una solución de fácil aplicación que no requiere ningún esfuerzo por parte del propietario y no genera molestias al perro.

Es importante que sepas que las feromonas por sí solas no tienen ningún efecto milagroso en el comportamiento de tu perro. Más bien, es un suplemento que ayuda a acelerar los procesos de rehabilitación del perro.

Te recomendamos que intentes encontrar un lugar en tu calendario para dedicarlo a la educación de tu perro. Los métodos artificiales son solo una forma de ocultar el mal comportamiento, pero el problema sigue ahí.

Enriquecimiento ambiental

Si tu perro estará solo en casa durante mucho tiempo, lo mejor es que prestes atención al entorno que le rodea durante tu ausencia. Algunos aspectos importantes que debes tener en cuenta son los que se detallan a continuación.

Dejar a temperatura adecuada. Si ronda los 20 °C, tu perro estará más que feliz. Trate de dejar una buena ventilación. Y si tienes una terraza, asegúrate de dejar libre el acceso, pero con la condición de que puedas asegurar la barandilla para que tu perro no pase por delante. En ningún caso debes dejar a tu perro encerrado en la terraza, ya que es muy probable que sufra un golpe de calor.

Asegúrese de que su hijo siempre tenga agua disponible para evitar una posible deshidratación. Los dispensadores de agua automáticos son una excelente opción para garantizar que su perro tenga agua fresca y limpia.

La comida tampoco debe faltar, aunque debes estar alerta y vigilar el comportamiento de tu perro. Si omite demasiada comida y su perro tiene mucho apetito, como suele ser el caso de las razas grandes, es probable que su perro tenga sobrepeso o incluso obesidad. Por otro lado, si tu perro sufre de ansiedad por separación, es posible que no coma nada mientras estés fuera. Investiga las causas de este comportamiento y corrígelo antes de que tu perro desarrolle anorexia.

Para evitar que tu perro se sienta extremadamente solo, puedes dejar la radio o la televisión encendidas. Siempre al volumen adecuado. La música de fondo ayudará a aliviar la soledad y hacerla más llevadera. Algunas luces encendidas también pueden asegurarle que alguien más está con él.

Para asegurarse de que su perro no se ahogue o se atragante, coloque objetos pequeños que puedan estar al alcance de la mano en un lugar seguro. Las pistas durante esta etapa son una delicia para los perros. Escóndelos y evitarás problemas de electrocución.

Generalmente, los perros más cansados ​​y de buen comportamiento tienden a dormir o descansar cuando están fuera de casa. Dale a tu perro una caseta adecuada a sus necesidades, no demasiado voluminosa para no agobiarle, pero tampoco demasiado fina para evitar que le llegue el frío del suelo.

Sembrar, o repartir golosinas por la casa, es una buena técnica para que la casa se mueva y explore, entrene su sentido del olfato y mantenga un buen comportamiento.

Otra forma de aumentar la inteligencia de su perro adolescente y brindarle nuevos entornos para explorar es mover muebles pequeños por la casa. Por ejemplo, puedes mover sillas, traer sillones de otras habitaciones o cualquier elemento que tengas por casa. Tu perro tendrá mucho tiempo para explorar el nuevo diseño de la casa.

La adolescencia suele ser la peor etapa para los perros. El descontrol y la destrucción de enseres domésticos son muy comunes. Los juguetes para la dentición son de gran ayuda para prevenir este tipo de conductas.

Toma las precauciones necesarias

No castigues a tu perro, porque la terquedad adolescente puede jugar en tu contra. La forma de enseñarle a comportarse es a través del refuerzo positivo, premiando el buen comportamiento. Eso sí, trata de evitar en lo posible los dulces para evitar que un perro sufra ansiedad, sobreexcitación y tensión. La mejor manera de hacerle saber a tu perro que hizo algo bueno es acariciarlo y decirle algunas palabras cariñosas.

Disfruta la etapa de la adolescencia con tu perro, después de todo es solo otro período del ciclo de vida. Si sabes cómo manejar la situación con calma y paciencia, el vínculo con tu perro solo puede mejorar. Si pierdes los estribos y no sabes cómo tratar adecuadamente a tu perro, es muy probable que la relación con tu perro se deteriore gravemente. Es suyo.

También debe poder comprender las razones del nuevo comportamiento de su perro. Más importante aún, necesita saber cómo evitar crear falsas expectativas. No espere que su perro se comporte de una manera que no puede entender debido a su corta edad. Deja que tu perro siga estando, pero vigilando en todo momento sus acciones, para evitar excesos. La experiencia de primera mano es lo que les permite crear sus propias personalidades, aprender autocontrol y practicar comportamientos saludables como adultos.

Es mejor tomar medidas de precaución a tiempo antes de que no haya vuelta atrás. Si no sabes qué hacer en determinadas situaciones, ya que los problemas de conducta suelen ser difíciles de corregir, siempre puedes buscar ayuda profesional. Hay adiestradores caninos, etólogos especialistas en comportamiento animal o incluso el mismo veterinario al que sueles acudir para vacunar a tu perro todos los años.

¿Por qué es importante el juego para los beagle cachorros?

El juego es fundamental para los perros durante toda la vida. A través de actividades lúdicas, los perros reciben un adecuado desarrollo físico y mental. Para asegurar una vida saludable a tu perro, debes proporcionarle al menos una ración diaria de caza.

Existen diferentes tipos de juegos, donde el perro puede pasar un rato solo, juegos para estar con otros perros o juegos que puedes compartir con tu perro.

También debes tener en cuenta el objetivo final de cada partido para saber cuál es el mejor para cada situación. Algunos están destinados a la estimulación mental y al desarrollo de la inteligencia del perro; otros están pensados ​​para que el perro haga ejercicio y descargue toda la energía que acumula durante las horas que está en casa sin hacer nada; mientras que algunos juegos están destinados a que los perros usen su sentido del olfato para refinarlo.

Gracias a los juegos, podrás disfrutar de momentos de diversión y entretenimiento para educar al perro. Creyendo que tus órdenes son parte del juego, tu perro te obedecerá siempre y cuando las órdenes sean consistentes con su comprensión. Estos momentos también son ideales para fortalecer la relación que existe entre ustedes.

La estimulación que proporcionan las actividades recreativas caninas es ideal para prevenir el desarrollo de posibles malas conductas. Si su perro está entretenido, es menos probable que saqueen su casa cuando regrese de una salida.

Por lo que puedes ver, el juego tiene multitud de beneficios para ti y tu perro. No prives a tu mascota de unos momentos de placer al día, independientemente de su edad. Si es un perro joven, la necesidad de jugar se vuelve aún más urgente. La falta de juego puede tener consecuencias nefastas para el comportamiento de su perro.

 

¿Por qué son importantes los juguetes para beagle?

Los juguetes para perros juegan un papel importante, sobre todo si tu perro está solo en casa y no estás para jugar con él. Son un buen enriquecimiento ambiental para que tu perro no caiga en la depresión.

El objetivo principal de los juguetes es entretener y hacer que los pasatiempos de los perros sean más divertidos. Otro muy valorado es su poder para ocupar a los perros, momento en el que su hogar estará seguro. También son ideales para acompañar a tu perro hasta tu regreso.

Los juguetes también desarrollan la inteligencia y los sentidos de tu perro. Los juegos interactivos estimulan el intelecto de tu perro, desafiándolo. Tu perro tendrá que encontrar la forma de mover las piezas del juguete para finalmente alcanzar el premio que hay dentro.

No escatime en juguetes específicos para su mascota. Un buen juguete puede marcar la diferencia en el camino hacia el buen comportamiento.

¿Cómo elegir el mejor juguete para un beagle cachorro?

Elegir el juguete adecuado no es tarea fácil. Necesitas conocer los gustos de tu perro y las habilidades físicas que le gusta entrenar. También necesitas conocer su forma de jugar y evaluar el grado de destructividad que es capaz de hacer.

En el caso de los perros adolescentes hay que tener en cuenta que se encuentran en la peor etapa de su vida. Son muy destructivos y les encanta morder cualquier cosa que les pase. Por otro lado, aún no controlan el poder de su mordida, por lo que es muy probable que apliquen toda su fuerza en cada mordida.

Con esto en mente, los mejores juguetes que puedes elegir para tu perro son aquellos destinados a ser mordidos y masticados. El material del que están hechos debe ser resistente y no romperse fácilmente. Puede que sea el momento de sustituir los viejos peluches por otros más capaces de resistir los ataques de tu mascota.

Los juguetes que le proporciones a tu perro deben ser específicos para él. Ten en cuenta que no todos los artículos son adecuados para tu perro. La diferencia entre juguetes específicos y juguetes infantiles o botellas de plástico radica en el diferente grado de resistencia de estos.

Un juguete que no está diseñado específicamente para la fuerza de la mandíbula de un perro se hará trizas en segundos. Si los perros no tuvieran el síndrome de pica, no pasaría nada. El problema es que los perros, al menos la gran mayoría, necesitan tragar cualquier objeto o sustancia que esté a su alcance, aun sabiendo que no es comestible.

Debe prestar atención a la robustez de los juguetes que elija para su perro adolescente. Tenga en cuenta que su perro está cambiando sus dientes, por lo que no sabe cómo usarlos por completo. Busque juguetes adecuados para masajear sus encías y proteger sus dientes. Evita las pelotas de tenis, que están hechas de fieltro sintético, que tiene un efecto de lija en los dientes de tu perro.

El tamaño de los juguetes es otro factor importante. Dependiendo de la raza de tu perro, podría ser un enano o un gigante. Use la precaución y el sentido común. Si un juguete es demasiado grande para su perro, es probable que no pueda jugar con él, por lo que lo compró gratis. Si un juguete es muy pequeño, su perro puede tragarlo intencional o accidentalmente. No se arriesgue a que su perro tenga un episodio de asfixia. Compra juguetes que sean del mismo tamaño que la boca de tu perro.

También es importante prestar atención a que los materiales utilizados para los juguetes sean lo más naturales posible y no tóxicos. Para obtener más información sobre este tema, puede consultar nuestro artículo: «Juguetes para perros malos: todo lo que necesita saber».

Perro Saltando

Cómo mantener activo el interés de tu beagle cachorro por los juguetes cuando no estás en casa

Debido a los cambios vertiginosos que se producen en el cuerpo de tu perro, es normal que su concentración se vea afectada y que no preste mucha atención a los juguetes que le das. El aburrimiento generalmente comienza rápidamente.

Los juguetes con sonidos, varias texturas e incluso varios colores son excelentes para mantener a tu perro entretenido por un tiempo. Si estos juguetes también incluyen golosinas, puedes estar seguro de que tu perro adolescente no les quitará los ojos, mejor dicho, la boca.

Un truco útil es tener varios juguetes que puedas rotar cada pocos días. De esta manera, los juguetes que no estaban disponibles se convertirán en nuevos cada vez que su hijo los vea.

Conclusiones

La adolescencia canina es solo una etapa más en la vida de un perro. Puede ser menos llevadero que otros debido a cambios repentinos en el comportamiento de tu perro. Sin embargo, no tienes que desesperarte, porque a la edad de dos años tu perro ya entrará en una fase más relajada.

Los principales problemas que suelen tener los perros adolescentes son el destrozo y la falta de obediencia. Estudiando tu caso concreto, tu veterinario sabrá qué recomendarte para ayudar a tu perro a recuperar un comportamiento saludable.

Hay muchas soluciones para mantener la integridad de su hogar dejando solo a su joven adolescente. Proporcione paseos de calidad, enséñeles a estar solos o invierta en el enriquecimiento ambiental. Las precauciones no han terminado. Como último recurso, puedes recurrir a la castración, aunque se recomienda esperar hasta que tu perro esté completamente desarrollado.

El juego es esencial en la vida de un perro por innumerables razones. Los juguetes aseguran que tu perro disfrute jugando hasta que regreses a casa.

Para elegir los mejores juguetes, necesitas conocer a tu perro y sus necesidades. Los perros adolescentes principalmente necesitan juguetes para masticar, por lo que el material del que deben estar hechos debe ser duradero y cuidar la salud de los dientes nuevos de su perro.

Al rotar los juguetes de su perro varias veces a la semana, puede mantener su atención enfocada y evitar que se aburra con ellos.

Para facilitar su búsqueda, aquí tenemos 10 juguetes y cosas que puede usar para entretener a su perro joven cuando está fuera de casa.